San Luis Potosí

¿QUIÉN ES EL VERDADERO CANDIDATO DE LA CÚPULA PRIISTA?

Ahora resulta que el candidato de la cúpula priista para la Presidencia nacional del PRI es el gobernador de Campeche, Alejandro Moreno, Alito.
 
Lo anterior, según un tuit que el martes pasado difundió José Narro Robles, otro aspirante al cargo, refiriéndose a un evento que se realizó un día antes:
 
“La reunión que sostuvieron ayer 11 de los 12 gobernadores del @PRI Nacional en #Toluca y en la que acordaron apoyar el proyecto de @alitomorenoc para dirigir al partido deja claro que el candidato oficial, el candidato de la cúpula, es #Alito”.
 
Resulta curioso que quien siempre ocupó cargos públicos gracias a decisiones cupulares acuse ahora a su contrincante de ser “el candidato de la cúpula”.
 
Durante sus años como servidor público, Narro, de 70 años, nunca fue candidato del PRI a un cargo de elección popular. Todos los puestos que ocupó le fueron dados por quienes en esos momentos conformaban la cúpula del poder priista.
 
Recordemos: fue director general de Salud Pública y después director General de los Servicios Médicos del Departamento del Distrito Federal por decisión de Ramón Aguirre Velázquez, quien entonces era el Jefe de Gobierno del DF designado por el presidente Miguel de la Madrid; durante el sexenio de Carlos Salinas fue secretario general del IMSS, luego subsecretario de Población y Servicios Migratorios y subsecretario de Gobierno en la Secretaría de Gobernación; después, durante el gobierno de Ernesto Zedillo, fue subsecretario de Servicios de Salud y de Coordinación Sectorial de la Secretaría de Salud. En el 2016, Enrique Peña Nieto lo nombró secretario de Salud.
 
Dentro del PRI, por designaciones cupulares, fue presidente de la Fundación Cambio XXI y de la Fundación Colosio.
 
Su carrera fue puramente burocrática y basada en el apoyo que recibió de diferentes padrinos políticos, entre ellos los ya mencionados Aguirre, Salinas, de la Madrid y Zedillo. Finalmente, gracias a Peña Nieto, ocupó un cargo destacado en un gobierno corrupto como pocos en la historia contemporánea.
 
El caso de Alito es totalmente diferente al suyo. El político campechano de 44 años empezó desde abajo.
 
En el PRI de Campeche fue presidente del Comité Directivo Municipal y Estatal de la Juventud Popular Revolucionaria por México; presidente del Comité Municipal, Estatal y Nacional del Frente Juvenil Revolucionario, y presidente del Comité Directivo Estatal en Campeche. Después fue secretario de Organización y secretario de Operación Política del CEN priista.
 
Antes de la gubernatura, desempeñó estos cargos de elección: síndico de Asuntos Jurídicos del Ayuntamiento de Campeche, dos veces diputado federal (2003-2006 y 2012-2015) y senador (2006-2012).
 
Al comparar las trayectorias de ambos contendientes por la presidencia nacional del PRI, es evidente que Narro es el candidato de la cúpula que conforman quienes supuestamente lo apoyan, entre ellos Carlos Salinas y su sobrina Claudia Ruiz Massieu, los también salinistas Manlio Fabio Beltrones y Emilio Gamboa, y otros dos dizque aspirantes a la presidencia priista: Ulises Ruiz e Ivonne Ortega.
 
Al calificar a Alito como el candidato de la cúpula, Narro no sólo olvidó su pasado, sino que mostró su desesperación y la de sus padrinos, que ya se ven derrotados.
 
 
REDACCIÓN: Eduardo J Ruiz-Healy
FUENTE: el economista
Comentarios de Facebook